RECOMENDACIONES PREVIAS AL EMBARAZO.

Recomendaciones previas al embarazo

Si ya tomaste la decisión de ser madre espera solo un poco (uno a tres meses) para darte un espacio de preparación para tener una salud óptima para vivir tu embarazo y permitir que tú bebé se desarrolle adecuadamente. Este es el motivo por el cual es mejor comenzar a actuar tal como si estuvieras embarazada antes de estarlo de verdad.

1.- Haz una cita de revisión previa  con el médico.

Acercate a tu doctor de confianza para un check up general de pre concepción. También puedes tomar la oportunidad para pedir recomendaciones a fin de elegir a un doctor especialista en el área que lleve a cabo la tarea de dar seguimiento a tu proceso; como visita inicial esta persona debe conocerte clínicamente muy bien (y debes hablarle con toda confianza y honestidad) pues debes brindarle toda la información posible sobre tu historial medico personal y familiar, medicamentos que consumas, procedimientos quirúrgicos, hábitos, vicios, etc.

El médico deberá indicarte que tipos de exámenes son requeridos para obtener un mejor perfil sobre el cual trabajar según su diagnostico inicial.

2.- Toma Acido Fólico.

Tomar un suplemento de acido fólico es crucial, y el consumo de este debe iniciarse con al menos dos meses de anticipación y durante el primer trimestre de este. Esto con el objetivo de prevenir un aborto involuntario y reducir las posibilidades de que el bebe desarrolle los “defectos del tubo neural,” y otra serie de defectos de nacimiento tal como la espina bífida que ocurre cuando algunos arcos vertebrales del feto no se han fusionado correctamente durante la gestación. La dosis típica es de 400 mcg al día sin embargo esta puede verse modificada de persona a persona, por lo que es importante que consultes tu caso especifico con tu especialista.

Si tomas este suplemento como parte de un tratamiento multivitamínico, también  es importante que no sobrepases los límites recomendados de ciertas vitaminas o minerales como la “A” ya que esto puede causar desarrollo anormal en el feto, para estar segura acercate igualmente a tu doctor y muéstrale que es lo que tomas.

3.-Deja de fumar, ingerir alcohol o cualquier tipo de droga.

Si tienes este tipo de conductas es mejor que comiences a dejarlo previo a que quedes embarazada, para que tu cuerpo vaya eliminando las toxinas que dejan el consumo de estas sustancias, y así evites situaciones como el aborto espontáneo, desprendimiento de la placenta, embarazo extrauterino, nacimiento prematuro, que tu bebe nazca con una mal estado de salud, bajo peso o enfermedades o defectos congénitos o peor aún que el bebé sufra el síndrome de muerte súbita. Además el hecho de que consumas estas sustancias puede reducir tus posibilidades de quedar embarazada.

Dejar hábitos insanos puede ser muy difícil, haz un balance entre lo que valoras mas (el vicio o tu bebé) para motivar tu cambio de conductas, si es necesario acercate a un grupo de ayuda que te de soporte y consejo emocional.

4.- Haz tus provisiones de alimentos saludables.

Aun no estarás comiendo para dos, sin embargo, debes comenzar a acostumbrarte al hecho de hacerlo, pero no solo en cantidad sino en calidad, así que es momento de aprender a elegir los mejores alimentos para esta etapa, o si ya lo haces podrás entonces aprender nuevas y nutritivas recetas, para un desarrollo saludable de tu hijo y para tu propio beneficio.

Recuerda que es importante el consumo frecuente de frutas y verduras diariamente, así como de cereales integrales altos en calcio, sin olvidar las diversas fuentes de proteínas animales y vegetales (aves, pescados, semillas, leguminosas); así como deberás evitar alimentos ricos en grasas saturadas, procesados, o altos en sodio, así como limitar el consumo de cafeína a máximo 200 mg al día ya que esta relacionada con algunos estudio de abortos.

Otro consejo es que aumentos tu ingesta de pescado ya que es una fuente excelente de omega-3 (que es muy importante para el desarrollo del cerebro y de los ojos del bebé), también proporciona buena proteína y otros nutrientes. Y cada que tengas antojo de comida “chatarra” recuerda que esta no va a proveer los nutrientes apropiados para tu bebé.

5.- Evaluá  tu peso corporal

Podrías vivir una mejor experiencia si cuentas con un peso óptimo durante esta importante etapa de tu vida, tener un índice corporal bajo o alto podría hacer que la experiencia no sea del todo grata ni fácil de llevar, tanto por la afectación que esto provoca en los niveles de fertilidad así como en momento del parto, un sobrepeso eleva el riesgo de presión sanguínea elevada, hipercolesterolemia y diabetes. Si es necesario, toma un tiempo antes de quedar embarazada para bajar o subir el peso que te sobre o falte de manera gradual para que este cambio sea duradero. No solo se trata de llevar una dieta específica sino de hacer el ejercicio suficiente para tu caso, ni más ni menos del requerido; asesórate para este cambio igualmente con tus especialistas, y lleva a cabo un programa regular de ejercicios, así como adopta buenos hábitos de activación física como estacionar el vehículo lejos de tu lugar de destino o subir por las escaleras.

6.- Visita a tu dentista.

No te olvides de tu salud oral, los cambios hormonales durante el embarazo puede hacer mas susceptible a enfermedades, ya que el incremento de progesterona y estrógenos pueden causar a la hora que comes una reacción distinta en la placa provocando que las bacterias se reproduzcan causándote daños en las encías.

7.- Infórmate  a detalle sobre tus raíces familiares.

Investiga todo lo que puedas al respecto de la historia medica de tus familiares, incluyendo cualquier desorden genético como el síndrome de Down, la anemia de células falciformes, la fibrosis quística, la enfermedad de Tay-Sachs, o trastornos de la coagulación. También es importante conocer si algún familiar tiene o tuvo retraso mental, desordenes psicológicos, retrasos en el desarrollo o nacieron con un defecto anatómico de nacimiento, y no olvides también enfermedades hereditarias o aquellas que han sido frecuentes en tu familia. Proporciona toda esta información a tu médico especialista.

8.- Haz una evaluación de tu salud mental.

Las mujeres que sufren de depresión (lo cual es muy común previo, durante y después del embarazo) están mas propensas a tener problemas de fertilidad, así como una persona en este estado no vive con la energía suficiente para cuidarse así mismas, por lo tanto menos lo son para tener a cargo un bebé. Por esto es conveniente que te hagan un diagnostico clínico mental exhaustivo aunque creas que no lo necesitas, es mejor detectar cualquier posibilidad de enfermedades o traumas para atacarlos previo a la gestación y así brindar una vida de calidad a la nueva criatura que se desarrollara en tu vientre, pues ellos aun antes de nacidos pueden percibir cualquier emoción en su entorno.

9.- Reduce los riegos a tu alrededor.

Quizás debido a que uno se acostumbra a une estilo de vida en cierto entorno que hacemos familiar, no nos damos cuenta de que en él puede haber una serie de riesgos a considerar; por ejemplo algún trabajos son riesgosos como aquellos en los que la actividad se desempeña cercano a lugares con radiaciones o con químicos, tendrás que hallar la forma de alejarte de ellos.

También toma en cuenta que algunos productos de limpieza, insecticidas, solventes y productos personales (incluso de belleza) pueden ser peligrosos para el desarrollo del bebé, evaluá tu entorno laboral, social y cualquiera en que te desenvuelvas, haz una lista de posibles daños y solicita a tu doctor sus recomendaciones al respecto de estos para que puedas tomar tu decisión sobre continuar o cesar con su uso.

10.- Considera la importancia del dinero.

Es momento de hacer cuentas y sino tienes el habito de ahorrar comenzar a hacerlo parte de tu estilo de vida ya que la manutención de este bebé estará a su cargo y no es poca cosa, la cantidad de dinero que se invierte es alta y no para sino hasta el momento en que tu hijo ya por entrar en la etapa adulta tome la decisión de independizarse.

Considera la contratación de seguros de salud y de vida, compara distintas opciones y has una proyección de su uso. Por otro lado infórmate sobre que gastos podrás hacer deducibles en tu declaración fiscal anual ya que cualquier tipo de ahorro te será de mucha utilidad.

11.-Toma tu decisión con paciencia y mucho análisis.

Tener un hijo es un compromiso de por vida, antes de intentar concebir considera si realmente estás lista para tomar esta responsabilidad, pregúntate lo siguiente:

  • Has pensado con el debido cuidado ¿como te organizaras para poder cumplir con tus responsabilidades como madre (con tu bebé así como con tu familia) y tu trabajo?
  • ¿Estas preparada física, mental, emocional, y económicamente para dar los cuidados especiales que esta nueva vida requiera?
  • ¿Cuentas con el apoyo del papá o de alguien más que te pueda sacar de apuros cuando sea necesario?
  • ¿Vives en un entorno sano, limpio, y adecuado para tu bebé? (considera posibles mascotas actuales)
  • ¿Si entre tu y tu pareja no comparten algún tipo de ideología, religión, forma de educar, etc. Ya llegaron a un acuerdo al respecto de que es lo que enseñaran a tu hijo y de que forma?
  • ¿En verdad estas dispuesto a dejar de gastar en salidas, fiestas, paseos, lujos u otro tipo de gasto o actividad no primordial para dedicar todo esa tiempo, y atención al pequeño?

12.- Conoce tu ritmo de ovulación.

Si menstrúas regularmente usa una calculadora de ovulación para tener mas chances de quedar embarazada, también puedes basarte en tu temperatura basal y los cambios que vienen acompañando cada periodo para aumentar tus posibilidades eligiendo los días de mayor fertilidad. La concepción ocurre más o menos dos semanas antes de que sea tiempo para que llegue la menstruación. Eso quiere decir que podrías no saber que estás embarazada hasta que tengas más de tres semanas de embarazo. Por lo mismo el feto es más sensible a ser lastimado entre dos y ocho semanas después de la concepción (momento en que los órganos vitales) comienzan a formarse. Así que si no quedas embarazada en los primeros intentos no te angusties sigue intentando esto requiere de paciencia y amor, a menos que tengas algún problema ya detectado de infertilidad ( o incluso tu pareja lo tenga) acude a un especialista y no cambies tu actitud ni buenas conductas para estar lista en el momento correcto.

Espero que esta pequeña guía sea de tu ayuda y que la compartas con quién creas necesario, así mismo recuerda que tu participación es muy importante, así que no olvides de comentar nuestros post para enriquecer esta comunidad y ayudar a la vez a todos los padres y madres que se acercan a ella.
¡Bendiciones y Éxito!

Related News

One Response

Leave a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. What to Do Before Pregnancy · Global Voices

Deja tu opinión

Copyrıght 2013 FUEL THEMES. All RIGHTS RESERVED.